Industrias

Industrias


Funcionalidades

Funcionalidades


Conócenos

Conócenos


Socio

Socio


Blog

Blog


Blog

Casos de éxito

Casos de éxito


Casos de éxito
Pide tu demo

El impacto del coronavirus en la logística de última milla

Blog | El impacto del coronavirus en la logística de última milla

La rápida propagación del nuevo coronavirus COVID-19, sin tener en cuenta fronteras, ha impactado a nuestras sociedades, mercados e industrias. Hoy, evaluamos cómo las empresas de mensajería y los retailers deberían adaptarse para traducir los crecientes riesgos de la cadena de suministro en clientes a largo plazo.

Las crecientes medidas de cuarentena impuestas por los diferentes gobiernos nacionales y europeos restringen la libre circulación de personas, mientras las autoridades se aseguran de reducir los riesgos en la cadena de suministro y de que las mercancías sigan llegando a sus destinos. Por otro lado, la Comisión Europea ya ha revisado sus predicciones económicas para 2020 con una disminución del 1%. En estos momentos, está claro que las empresas tendrán que reevaluar sus modelos, la resistencia de su cadena de suministro y cómo seguir conectados con sus clientes.

¿Cuál es la situación?

Para muchas empresas, la cuestión más importante es el impacto en su cadena de suministro, causado específicamente por la interrupción en el tejido industrial chino. Actualmente, uno de los principales problemas de la cadena de suministro en Europa está relacionado con las estrictas medidas de desplazamiento, incluidos el cierre de restaurantes y tiendas no esenciales. Esto conlleva un aumento sin precedentes de la demanda de alimentos, con una disminución de las compras físicas de bienes de consumo no esenciales. Muchos retailers también animan a los clientes a comprar en línea, aliviando la congestión de las tiendas pero presionando el sistema de envío de última milla.

Los datos de las operaciones de entrega de Urbantz muestran una duplicación de las tarifas habituales de entrega a domicilio.

En este momento, podemos destacar tres situaciones principales en las operaciones de envío de última milla:

1. Demanda descompensada

Estamos viendo como los controles fronterizos impuestos en toda Europa han desacelerado el comercio electrónico internacional, provocando el desabastecimiento de existencias al mismo tiempo que aumenta la demanda, provocando retrasos en la entrega y escasez. La parte más significativa se puede observar en todo lo relacionado con los alimentos y otros víveres, con supermercados incapaces de cubrir la alta demanda. Esto queda patente cuando mayoristas y minoristas informan de la duplicación de la demanda y las enormes limitaciones en la capacidad de entrega, impuestas por la falta de recursos, llegan incluso a un 30% de empleados de almacén y reparto que no pueden trabajar. Aunque las empresas están impulsando la contratación, se observan distintas complicaciones relacionadas con la formación, las licencias y los incentivos gubernamentales, especialmente si está buscando repartidores.

Conclusión de Urbantz: el modelo bajo demanda era la primera señal de los retos de una economía en rápido movimiento, pero el nuevo coronavirus ha multiplicado estos desafíos. El desequilibrio en la demanda y la oferta requiere que las empresas tengan flexibilidad digital y "operaciones bajo demanda", así como sistemas automatizados que ayuden a incorporar fácilmente a los repartidores y ajustar su capacidad y carga en tiempo real.

2. Crecimiento exponencial de los repartos a domicilio

En Francia, los datos de principios de marzo muestran un aumento del 6.2% de media en las tiendas de alimentación, principalmente debido a la previsión de restricciones. Pero el aumento más significativo se observa en las entregas a domicilio con un crecimiento medio del 73,8% solo en la Francia metropolitana. Este incremento sin precedentes ha causado retrasos en las entregas, mientras las empresas adaptan sus cadenas de suministro y operaciones de última milla. Por ejemplo, algunos retailers europeos están programando sus envíos hasta dos semanas más tarde. Otro indicador es el aumento general de las compras provenientes del comercio electrónico, un 15,3% más en comparación con el trimestre anterior. Algunos expertos calculan que esta nueva experiencia de compra en línea podría tener un efecto positivo en el sector, ya que los nuevos clientes están comprobando que es posible realizar pedidos online de productos que generalmente no comprarían de este modo.

Conclusión de Urbantz: el crecimiento de los envíos a domicilio crea oportunidades para el comercio electrónico y los transportistas, pero solo si las empresas son capaces de incorporar rápidamente sistemas de planificación de envíos, optimización automatizada de rutas e integraciones en tiempo real entre los sistemas de gestión de stock y transporte.

3. La experiencia de entrega es prioritaria para los retailers y transportistas

Incluso antes del brote del nuevo coronavirus, las experiencias de entrega negativas ya suponían una preocupación importante sobre la reputación de los retailers y su relación con los clientes. Los servicios de calidad inferior les obligaban a menudo a pedir información directamente a los transportistas subcontratados. Ante la situación actual, estos transportistas y retailers han tenido que cambiar su foco de atención y adaptar drásticamente sus operaciones de entrega de última milla en varios frentes: reforzar la seguridad del personal y las operaciones internas, así como responder a las necesidades de los clientes.

El operador postal y de paquetería belga, bpost, ha decidido que los conductores firmen el comprobante de entrega en lugar del cliente, evitando contactos innecesarios. De manera similar, la empresa de reparto a domicilio del Reino Unido, Deliveroo está agregando una opción de “entrega sin contacto”' a su aplicación, lo que permite a los clientes tener sus pedidos sin ver al repartidor. En Francia, los retailers están estudiando formas de responder mejor a los clientes. Una de las opciones es ofrecer una “cesta” predefinida de compra fácil que también sea fácil de consolidar, al mismo tiempo que responde a las necesidades de productos alimenticios de los clientes. En el Reino Unido, al igual que en toda Europa, los gigantes del retail como Morrisons están expandiendo sus equipos mediante la contratación de conductores y personal de distribución. Al mismo tiempo, fortalecen su política de baja por enfermedad. Estas iniciativas forman parte de un esfuerzo por seguir ofreciendo repartos a domicilio de manera oportuna y segura.

La conclusión de Urbantz: Los proveedores de logística de todo tipo pueden salir de esta pandemia con operaciones más fuertes y un mayor conocimiento tanto de sus necesidades y como de las expectativas de los clientes. Para tener un impacto comercial real, el nivel de satisfacción del cliente debe mantenerse después de que la situación se normalice; eso no es posible sin un sistema adecuado de monitoreo, evaluación y comunicación.

width=

Soluciones de última milla

Los retailers aún no experimentan las previsiones de una desaceleración económica debido al aumento del gasto. Pero este lado positivo de la situación puede convertirse rápidamente en un desafío si no se atiende, concretamente el aumento de los envíos a domicilio. Actualmente ya se observan algunos desafíos: escasez y retrasos en los suministros, un aumento abrumador de los envíos a domicilio y falta de personal para realizar los repartos.

Como era de esperar, la tecnología y un software especializado pueden suponer un salvavidas instantáneo para las empresas que se ocupan de la última milla. Una inversión prudente les puede permitir prepararse para los desafíos económicos y diferenciarse de la competencia.

Lograr la optimización de costes ahora

El aumento del 73.8% en los envíos a domicilio en Francia también significa que los repartos se dispersan más geográficamente, lo que resulta en la necesidad de asignar más recursos y costes para llegar a ciertas zonas. Esto no es ideal cuando nos enfrentamos a una situación en la que carecemos de recursos humanos. La consolidación de las rutas y los vehículos es clave gestionar eficazmente un volumen de actividad mayor y para asignar adecuadamente los paquetes y vehículos, garantizando por ejemplo que las camionetas no estén vacías. Al mismo tiempo, la optimización de rutas asegura que diferentes camionetas no pasen por las mismas calles el mismo día, reduciendo así la cantidad de vehículos, repartidores y el tiempo necesario para entregar los paquetes.

Asegurar un control total sobre tus operaciones

Tener el control total de las operaciones de envío ahora es más primordial que nunca. Nuestros clientes están constatando aumentos de casi el 100% en sus segmentos de comercio electrónico, y hasta 5 veces más volumen en las tiendas físicas. Estas cifras agregan una gran presión enorme sobre la operativa de última milla de las empresas. Los retrasos, los datos incorrectos y los errores pueden poner en riesgo toda la operación diaria. La visibilidad en todo el proceso anticipa cualquier problema y permite dar soluciones rápidas y flexibles, como reasignar rutas, añadir o eliminar paradas y comunicarse con conductores y clientes. Asegúrate de utilizar un software avanzado (todo en uno) para automatizar la optimización de rutas, tener visibilidad en tiempo real sobre las tareas y posibles problemas, así como controlar la experiencia del cliente.

Responder a grandes volúmenes

La llegada de volúmenes inusuales pueden causar interrupciones en tus operaciones si no cuentas para gestionarlos con un software flexible, capaz de integrar variables (desde el peso del paquete o las condiciones del tráfico hasta la capacidad de la camioneta e incluso el tiempo que un conductor puede necesitar para repartirlo) y se conecte al mismo tiempo con los sistemas de tu almacén. Dicho software otorga control y coordinación completos entre los diferentes departamentos involucrados en los envíos de la última milla. Otra ventaja es permitir la facturación directa de todos los pedidos al expedidor, facilitando la gestión de grandes volúmenes de tareas y garantizando facturas sin errores. También recopila todos los datos en tiempo real, aumentando la capacidad del usuario de acceder a informes diarios sobre todas las actividades.

Ofrecer valor añadido

Es cierto que la nueva pandemia del coronavirus está imponiendo a las empresas una situación totalmente nueva. Es más que probable que los consumidores superen este período con un nuevo nivel de expectativas. Exigirán no solo entregas más rápidas, sino también más flexibles, más transparentes y más ecológicas. Es posible aprovechar la oportunidad de adaptarse rápidamente al nuevo nivel de expectativas de los clientes gracias a un software que permita el seguimiento y la optimización en tiempo real, el seguimiento de las entregas y el contacto en tiempo real con los repartidores.

_¿Quiere hablar sobre los planes de continuidad de tu negocio en torno al coronavirus? Ponte en contacto hoy mismo. En base a nuestra experiencia con la situación actual en Europa, podemos ayudarte a planificar y optimizar tus operaciones de envío con una configuración rápida.

._

P.S.

Observamos cómo el brote inesperado de COVID-19 está presionando al sector de la última milla, y cómo la respuesta de las empresas a esos problemas en tiempo real diferenciará a aquellos que salgan de la crisis fortalecidos de que siguen esperando qué dirección deben tomar. Quienes se adaptan de inmediato logran no solo mantener satisfechos a sus clientes, sino también mantenerse por delante de la competencia.

Retrasar la implementación de operaciones robustas y sistemas digitales de confianza significa estar en una posición más frágil, sin poder responder a la demanda cambiante de los clientes. Es difícil predecir los resultados del impacto del Coronavirus, pero hay una conclusión que la industria ya puede predecir: el comportamiento de los clientes cambiará y los responsables de la cadena de suministro deben prepararse para ese cambio hoy.